El final de año suele conllevar una época de bajas temperaturas, lluvias y días apagados con menor protagonismo del sol, un contexto que afecta al estado de ánimo de la persona mayor, pero también coincide en el calendario con la llegada de la Navidad y todo lo que rodea a estas fiestas. 

Los festejos navideños tienen una función terapéutica que mejora el estado emocional de las personas mayores en las últimas semanas del año. Los abuelos y la Navidad son un binomio perfecto para evitar que el ánimo estacional se vea resentido. 

Cuando se habla de decaimiento en esta época del año se hace referencia al trastorno afectivo estacional, un concepto que la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU describe como un tipo de depresión que va y viene con las estaciones y que, por lo general, comienza a finales de otoño y principios del invierno y desaparece durante la primavera y el verano. Su origen está relacionado, según la Clínica Mayo de EEUU, con el nivel reducido de luz solar en otoño e invierno; la caída de la serotonina, sustancia química cerebral (neurotransmisor) que afecta el estado de ánimo, y que el cambio de temporada puede alterar el equilibrio del nivel de melatonina en el cuerpo, lo cual interviene en los patrones de sueño y en el estado de ánimo. 

Conscientes de esta realidad, todas las residencias de Grupo Colisée redoblan esfuerzos en estas semanas para festejar la Navidad, haciendo partícipes a los residentes, con el objetivo de que además de que disfruten de la época navideña tengan un estado emocional adecuado. Todo gira en torno a ellos durante el resto del año, pero durante estas fechas se convierten en los verdaderos protagonistas.

abuelos y navidad Colisee

Actividades de Navidad para mayores, un gran estímulo

  En todas las actividades de Navidad para mayores lo que se busca es que el residente sea protagonista. “Desde los preparativos hasta la decoración de la residencia, la idea es que sean ellos los que elaboren los elementos decorativos y que vivan estas fiestas como lo harían en sus casas”, explica Elisabeth Carrillo Martin, Educadora Social en la Residencia STS Cambrils, la misma que indica que se respeta a los residentes más reacios, los cuales, en la mayoría de los casos, se contagian de la alegría que aporta el ambiente navideño y participan se unen a los preparativos y a la fiesta.  Dentro del amplio abanico de actividades por la Residencia STS Cambrils, destacan los talleres de cocina enfocados a platos navideños, un bingo, el árbol de los deseos y una asamblea de residentes donde los usuarios comparten las experiencias vividas en fechas navideñas en sus respectivos lugares de origen.

decoracion navidad Colisee

Regalos de Navidad para personas mayores en forma de postal

  En la residencia La Saleta El Verger (Alicante) esta Navidad sus residentes van a tener una experiencia muy emotiva y enriquecedora. Van a cartearse con los alumnos de 6º de Primaria del colegio de esa localidad para intercambiar experiencias y sentimientos. Cada residente tendrá a su amigo por carta en un encuentro intergeneracional que será muy enriquecedor para ambos. Esas postales de los niños se convierten en el mejor de los regalos de Navidad para personas mayores. “En todas las actividades que hacemos, que empezamos a principios del mes de diciembre y duran hasta el día de Reyes, tenemos un gran índice de participación, y es que la gran mayoría se involucra mucho en todos los preparativos”, explica Francisco Moreno, psicólogo en la residencia La Saleta El Verger.

abuelos y navidad

Ana Isabel Martín Fraile, animadora Sociocultural en la residencia Colisée La Vega, destaca que todas las actividades que se hacen relacionadas con las fiestas navideñas son muy beneficiosas para los residentes. “Rompen con la rutina y se muestran muy activos en la participación. En las manualidades, como son elementos decorativos que están destinados a que los coloquen en sus habitaciones, ponen muchas ganas”, indica Martín Fraile. 

Pero si hay una actividad en la residencia Colisée La Vega que rompe con lo cotidiano, es la salida para ver las luces de Navidad de Salamanca. Los taxistas salmantinos recogen a los usuarios de la residencia para darles una vuelta por el centro y, así, puedan admirar la decoración navideña. Es una de las actividades que más ilusión despierta en los residentes.

De este modo, la melancolía, que puede aflorar en esta época navideña, en el Grupo Colisée se combate con grandes dosis de brillantina, villancicos, actuaciones, bingos, reuniones, coros, talleres de cocina navideña y mucha ilusión, que es en lo que realmente construye el espíritu navideño.